REVELAN QUE DOS FÁRMACOS EFICACES PUEDEN CURAR LA HEPATITIS C

REVELAN QUE DOS FÁRMACOS EFICACES PUEDEN CURAR LA HEPATITIS C

WASHINGTON

Un nuevo coctel de dos medicamentos se reveló muy eficaz contra la hepatitis C, según los resultados publicados el miércoles de un ensayo clínico que muestra que esta infección crónica del hígado, que ha acabado con la vida de más estadunidenses que el sida, estaría a punto de ser derrotada.

Este estudio, que se centra en la combinación de dos antivirales ingeridos oralmente, el daclatasvir y el sofosbuvir, de los laboratorios farmacéuticos Bristol-Myers Squibb y Gilead Sciences, muestra que la mezcla de ambos supuso una tasa de cura de un 98% sin generar efectos secundarios significativos.

“Esta investigación abre la vía a tratamientos seguros, bien tolerados y eficaces para la gran mayoría de los casos de hepatitis C”, afirmó Mark Sulkowski, director del Centro de Hepatitis Virales de la facultad de medicina Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, y principal autor del estudio publicado en el New EnglandJournal of Medicine del 16 de enero, que fue financiado por los dos laboratorios.

“Los medicamentos estándar contra la enfermedad van a conocer una mejora considerable de aquí al año próximo, lo que llevará a avances sin precedentes en el tratamiento de los enfermos”, prometió.

La investigación

El ensayo clínico en fase 2 fue llevado a cabo en 211 hombres y mujeres infectados por una de las tres principales cepas de virus responsable de esta infección hepática crónica, que conduce a la cirrosis o al cáncer de hígado, en la que es necesario un trasplante del órgano.

El coctel fue eficaz incluso en pacientes de tratamiento difícil, para los que la triple terapia convencional (telaprevir o boceprevir, además de peginterferon y ribavirin) fracasó.

Entre los 126 participantes infectados por el genotipo 1 del virus de la hepatitis C, la cepa más frecuente en Estados Unidos, que no habían recibido ningún tratamiento previo, 98 por ciento resultaron curados.

Igualmente, 98% de los 41 pacientes que se encontraban todavía infectados tras una triple terapia convencional demostraron no tener ningún resto del virus en su sangre tres meses después del experimento.

La tasa de cura fue similar en los otros 44 participantes del estudio, infectados por los genotipos 2 y 3 del virus, menos común en Estados Unidos.

Los participantes tomaron de manera habitual una combinación de 60 miligramos de daclatasvir y 400 miligramos de sofosbuvir, con o sin ribavirin, durante de tres a seis meses.

Un ensayo clínico anterior llevado a cabo con sofosbuvir combinado con el antiviral ribavirin, cuyos resultados fueron publicados en agosto de 2013, mostró una tasa de recuperación de 70 en enfermos de hepatitis C con el hígado dañado.

En diciembre, la Administración de Alimentación y Medicamentos estadunidense (FDA, por su sigla en inglés) aprobó la comercialización de sofosbuvir combinado con peginterferon y ribavirin, para el tratamiento de la hepatitis C debido al genotipo 1 y combinado solamente con ribavirin para tratar la hepatitis C de genotipo 2 y 3.

Esperan luz verde

Aunque el daclatasvir no ha sido todavía autorizado por la FDA, si la agencia da luz verde a su comercialización y otras nuevas moléculas eficaces contra la hepatitis C, las inyecciones semanales tan temidas de peginterferon podrían volverse algo del pasado, según Sulkowski.

El tratamiento de la hepatitis C además se vería simplificado, pasando de 18 comprimidos al día a una inyección semanal o dos comprimidos diarios, abundó el experto.

Según datos del organismo federal de los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC), menos de 5 por ciento de los 3.2 millones de estadunidenses que sufren hepatitis C se curaron. El CDC estima también que de 50 a 75% ignora estar infectado, a menudo por inyecciones de droga, transfusiones de sangre contaminada o relaciones sexuales.

Al menos 185 millones de personas se encuentran infectadas por el virus de la hepatitis C en el mundo.

Algunas ONG, como Médicos del Mundo, ven una “gran esperanza” en estos medicamentos, pero el alto costo del sofosbuvir (más de 70 mil dólares para un tratamiento de 12 semanas) lo deja fuera del alcance de la mayoría de los enfermos de países en desarrollo.

• • •

Genética para tratar ceguera

Un equipo de cirujanos de la Universidad inglesa de Oxford ha empleado una técnica de terapia genética para mejorar la visión de seis pacientes que, de otra manera, se habrían quedado ciegos, según un estudio divulgado ayer en la revista The Lancet.

Estos expertos sometieron a una operación a los pacientes, afectados con una rara enfermedad hereditaria que ocasiona la muerte de las células que detectan la luz y que se conoce como choroideremia.

La intervención implicó la inserción de un gen en las células oculares que revivió a las células que detectan la luz. Robert MacLaren, profesor de oftalmología de Oxford y responsable de la investigación, dijo ayer a la cadena BBC que se siente “absolutamente entusiasmado” por el resultado de los experimentos.

Las pruebas médicas comenzaron hace dos años. Si los pacientes continúan mejorando, los expertos pretenden ofrecer el tratamiento a personas más jóvenes con choroideremia. No obstante, MacLaren considera que esta terapia genética puede emplearse para curar otras formas genéticas de ceguera, como la degeneración macular relacionada con la edad, que genera un deterioro en la visión en una de cada cuatro personas mayores de 75 años.