Tribunal Africano de Derechos Humanos y de los Pueblos

martilloEl más reciente de los organismos judiciales de derechos humanos que se ha establecido es el Tribunal Africano de Derechos Humanos y de los Pueblos, nacido el 25 de enero de 2004 cuando las Comoras se convirtieron en el décimoquinto país en ratificar el Protocolo de la Carta Africana relativo al establecimiento del Tribunal Africano de Derechos Humanos y de los Pueblos.


A diferencia de sus homólogos de América y Europa, el tribunal africano no se incluyó en la Carta original (Banjul 1981), sino que se estableció como resultado del Protocolo de 1998. Originalmente, estaba previsto que las decisiones sobre la sede del tribunal y el nombramiento de los jueces debían adoptarse durante la Cumbre Anual de la Organización de la Unidad Africana, en julio de 2004. En esa ocasión, la asamblea decidió postergar las decisiones hasta la próxima reunión, a finales de enero de 2005, con el objeto de analizar con mayor profundidad las implicaciones de la determinación de integrar el Tribunal de Derechos Humanos en el propuesto Tribunal de Justicia Africano. Existe el temor de que esto provoque nuevas dilaciones, ya que el instrumento que establece el Tribunal de Justicia ha obtenido sólo cuatro de las 15 ratificaciones necesarias para su entrada en vigor. La decisión definitiva sobre el nombramiento de los jueces del Tribunal de Derechos Humanos y de los Pueblos también fue aplazada, con el objeto de permitir que se presenten más nominaciones. Los Estados que han ratificado el protocolo, la Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos y determinadas organizaciones no gubernamentales son los únicos facultados para presentar casos ante el Tribunal. Además, el Artículo 5(3) del protocolo otorga derechos limitados a las ONG con status de observadoras ante la Comisión, así como a las personas que presenten casos ante el Tribunal. No obstante, tales casos sólo serán aceptados si el país afectado ha declarado que acepta que el Tribunal es competente para juzgarlos, ya sea en el momento de la ratificación opcional o más tarde.