Tratamiento para la Hepatitis C (HCV)

libro1El interferón pegilado es un interferón alfa de efecto prolongado modificado por polietilenglicol (PEG). Este tipo de interferón se administra por medio de una inyección semanal y proporciona un nivel más constante de la droga en la sangre que el interferón “convencional”.


Se han desarrollado y estudiado dos tipos de interferón pegilado en importantes ensayos clínicos en adultos: peginterferón alfa–2a (Pegasys®, Roche) y peginterferón alfa–2b (Pegintron®, Schering–Plough). Estos dos productos son bastante parecidos con respecto a su eficacia y seguridad pero sus regímenes de dosificación difieren levemente.El interferón es el único medicamento con que se cuenta actualmente. Frecuentemente se recomienda el tratamiento temprano ya que algunos pacientes con hepatitis crónica leve pueden desarrollar cirrosis. 

Este medicamento se utiliza en combinación con la ribavirina que también nos da efectos secundarios a nivel de la sangre con una baja de los glóbulos rojos, lo cual se traduce en anemia y una baja transitoria de las plaquetas, por la acumulación de este en la sangre provocando ruptura o hemólisis de los glóbulos rojos.

Ribavirina, un nucleósido análogo, fue una de las primeras drogas que demostró su eficacia para reducir la capacidad de reproducción de los virus. La ribavirina es eficaz contra muchos tipos diferentes de virus, especialmente contra los virus del “ARN” tales como el VHC.Actualmente existen dos preparados orales de ribavirina autorizados para tratar la hepatitis C crónica en adultos: Copagus® (Roche) y Rebetol® (Schering–Plough). La ribavirina por sí sola no es eficaz contra el VHC, pero cuando se la combina con interferón, los índices de erradicación viral son mucho mejores comparados con aquellos logrados solamente con interferón.

A pesar de que se sabe poco acerca de cómo interactúan estos medicamentos en conjunto, los investigadores sospechan que directamente detienen la reproducción del virus o que estimulan al sistema inmunológico para que luche contra el virus. (Informe de PKID sobre la hepatitis pediátrica On LIne).

La selección de los pacientes a los que se les dará tratamiento, más que por la presencia o ausencia de síntomas, se determina por los hallazgos bioquímicos (enzimas hepáticas elevadas), virológicos (presencia de virus) y de la biopsia hepática.El tratamiento es inyectable y puede provocar efectos secundarios.

 

Periódicamente se deben hacer exámenes de laboratorio para monitorear, entre otras cosas, la cantidad de glóbulos blancos y plaquetas.  El tipo de efectos secundarios y su severidad es distinto en cada paciente. El tratamiento para los niños está bajo investigación aunque parece ser similar al de los adultos.

 

El 50-60% de los pacientes responden inicialmente al tratamiento, pero solamente el 10-20% eliminan el virus de forma sostenida. El tratamiento puede ser prolongado (6 meses a 3 años) y necesitarse una segunda ronda.

 

Las personas que ya tienen cirrosis responden peor al tratamiento, sólo 1 de cada 10 pacientes presenta una buena respuesta..Los científicos están investigando la mejor alternativa para cuándo se debe empezar y por cuanto tiempo continuar con el tratamiento, cómo medir efectivamente la respuesta del paciente al tratamiento, y si otros medicamentos por sí solos o en combinación con interferón comprobarán ser realmente más efectivos.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS?

¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento de la hepatitis C? ¿La mayoría de la gente los sufre?"

El interferón pegilado y la ribavirina son medicamentos potentes. Mucha gente tratada con estos medicamentos tiene efectos secundarios tales como:

  • síntomas de gripe (fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares)
  • cambios de humor (depresión, mal humor)
  • caída transitoria de cabello (alopecia)
  • anemia (disminución de glóbulos rojos)
  • resequedad en la piel
  • tos crónica
  • debilidad extrema
  • falta de apetito
  • fiebre
  • dolores de cabeza
  • fatiga
  • dolores musculares y articulares
  • nauseas
  • vómitos
  • debilitamiento del cabello
  • insomnio o dificultad para poder dormir
  • evacuaciones diarreicas
  • perdida de peso
  • sequedad de ojos,boca,piel
  • inflamación en le sitio de la inyección

Algunas personas que inician tratamiento dicen que estaban mejor sin iniciar el tratamiento, esto no es cierto ya que el hígado estaba siendo dañado y corrían el riesgo de llegar a desarrollar cirrosis o hasta cáncer del hígado, solo que no tenían síntoma alguno, esto solo esta dado por la sensación agobiante del tratamiento y sus efectos secundarios, pero en realidad estos efectos nos hablas y nos dicen que nuestro cuerpo se esta defendiendo del virus y esta tratando de eliminarlo, a veces es necesario sentir estos efectos y al final del camino tendrás una mejor calidad de vida, recuerda que dichos efectos son transitorios y desaparecen al final de tu tratamiento

Algunas personas no tienen efectos secundarios o los tienen muy leves. Otras tienen efectos secundarios muy severos. Para muchas personas, los efectos secundarios llegan a ser menos severos con el tiempo.

¿CUÁNDO DEBO EMPEZAR MI TRATAMIENTO PARA LA HEPATITIS C?

Esa no es una pregunta fácil de contestar. Existen buenas razones para posponer el tratamiento – y buenas razones para empezar el tratamiento lo antes posible.En la mayoría de las personas con hepatitis C, recibir el tratamiento no constituye una emergencia. No debe apurarse a tomar una decisión. El tratamiento puede reducir el riesgo de daño al hígado e incluso revertir el daño en algunos pacientes. Es importante considerar los beneficios y los riesgos, a fin de que pueda tomar la mejor decisión.

Decidir cuándo y cómo tratar la hepatitis C es una decisión difícil. Las necesidades familiares, los efectos secundarios, el trabajo, el uso de sustancias, los problemas de salud y muchos otros factores de su vida personal afectarán su elección. El  médico y tu  pueden analizar todos estos factores y tomar la mejor decisión.

“Antes de empezar es necesario preparar tu campo laboral y tu vida familiar y social para que puedas manejarte con los cambios que implica el tratamiento, pero siempre recuerda que es algo temporal, reversible no es para siempre”.

RAZONES PARA EMPEZAR PRONTO EL TRATAMIENTO CONTRA LA HEPATITIS C

1. Es posible que el tratamiento no sea tan efectivo más tarde.

2. Su hepatitis C podría empeorar rápidamente.

3. Si su daño hepático es grave, podría ser necesario un transplante hepático

LA DEPRESIÓN: UN EFECTO COLATERAL COMÚN DEL INTERFERÓN

Las personas que usan interferón pueden sufrir de depresión grave. Es más probable que esto les ocurra a personas con antecedentes previos de depresión o enfermedad mental. Si tiene antecedentes de enfermedad mental o abuso de sustancias, es muy importante informar a su médico antes de iniciar el tratamiento con cualquier tipo de interferón. Su médico puede sugerir un medicamento antidepresivo o la consulta con un psiquiatra antes de comenzar el tratamiento contra la hepatitis C. Su médico también puede aconsejarle acerca de servicios de ayuda como líneas de atención telefónica o asesoramiento para que lo que obtenga ayuda de inmediato si experimenta cambios de humor, también seria importante que hablaras con tus familiares acerca de tus deseos de iniciar el tratamiento, con tu esposa, hijos y resto de personas con las que te relaciones, inclusive con tus compañeros de trabajo, ya que ellos te podrían llevar al trabajo o realizar actividades que por la condición temporal no pudieras realizar, en el colegio de tus hijos, esto te abrirá la posibilidad de evitar sentirte mal o empeorar por la sensación de inactividad, quitando sentimiento de culpa que no son ciertos como por ejemplo; no llevar a tus chicos al colegio, dormirte mas temprano y no tener ganas de charlar, no aceptar los alimentos que te ofrecen, poco o ningún deseo de salir a divertirte, irritabilidad emocional, enfado,pereza,llanto repentino; todos esos serian efectos secundarios que se pueden llegar a presentar durante tu tratamiento y al comunicarlo a tus seres queridos tendrás mas apoyo emocional y el tratamiento y los efectos serán mas llevaderos.

Recuerda que no estas solo, y que no es tu culpa estar enfermo y mucho menos sentirte como te sientes y que los efectos secundarios no dependen de ti.

Recuerda que nosotros sabemos como te sientes, también lo sentimos alguna vez y el tratamiento nos devolvió la vida, mejoro nuestra calidad de vida y nuestra esperanza de vida.

NOTA: Esta información no pretende sustituir la del medico, ya que lo plasmado en este artículo forma parte de nuestra experiencia personal. Si tienes algunas dudas puedes comentarlas con nosotros pero también con tu médico tratante.