DIA MUNDIAL DE LA HEPATITIS C

ruban19 DE MAYO

Basta de Silenciar a la enfermedad "silenciosa"
 
La Fundación Civitas Firma, A. C. a través de los afectados por la hepatitis C en México y en el mundo, deseamos en este día hacer llegar a la opinión pública y a las autoridades responsables de la salud pública, las condiciones que nos afectan, de esta manera su divulgación podrá servir para frenar la creciente expansión de la enfermedad y para que se adopten, por quienes tienen la competencia, las medidas conducentes a la solución definitiva de la enfermedad que nos aqueja.


Porqué nuestro reclamo?
 
Más de 200.000.000 de personas en el mundo están infectados por la hepatitis C y la mayoría no lo saben y México en particular no esta exento del problema. La hepatitis C generalmente no presenta síntomas, por eso se le llama la " enfermedad silenciosa". El virus C (H.C.V) destruye lentamente células hepáticas y puede con el transcurso de los años producir cirrosis o cáncer hepático.
 
La  hepatitis C  se contagia cuando se produce por contacto, sangre sana con sangre infectada por el virus C (contagio vía parenteral), como puede resultar por no adoptar medidas de asepsia adecuadas para la hepatitis C; Han ocurrido contagios en el ámbito de la sanidad pública, y privada, bien mediante transfusiones y/o utilización de hemoderivados para el tratamiento de otras enfermedades, asi también por compartir jeringas, en centros odontológicos, lugares de aplicación de piercing y tatuajes, podólogos, etc.
 
La hepatitis C, debido a que es una enfermedad asintomática en la mayoría de los casos, suele ser diagnosticada de manera fortuita en controles médicos por empresas, en donaciones de sangre, o en análisis prescritos por otros facultativos en búsqueda de otras patologías.
 
Quizás por el relativo reciente descubrimiento del virus C (año 1989) y por la propia complejidad de la función hepática, no todos los profesionales de la Medicina están capacitados para el adecuado tratamiento de esta enfermedad, restándole importancia, con las consecuencias negativas que tal actitud puede acarrear o, por el contrario, aconsejan a los afectados pautas de comportamiento erróneas, lo que contribuye a incrementar el estado de depresión que genera la propia enfermedad intensificando el sentimiento de soledad en que viven muchos de los afectados.

Para disminuir estos y otros problemas que provoca la Hepatitis C,  exigimos de las autoridades sanitarias lo siguiente:
 
1-Campañas de difusión para el conocimiento y prevención de la Hepatitis C, promoviendo la detección temprana de la enfermedad, dando a conocer públicamente los grupos que están en riesgo de ser infectados.
 
2-Formación de los médicos de atención primaria en el conocimiento genérico de esta enfermedad, siendo estos el primer eslabón de la cadena para la detección y una adecuada orientación al paciente.
 
3-Inmediata prueba de marcadores hepáticos en el caso de transaminasas elevadas o de síntomas que hagan sospechar la existencia de la enfermedad.
 
4-Inmediata prueba de marcadores hepáticos y anti C a quienes estén comprendidos en los grupos de riesgo para esta enfermedad.
 
5-En caso positivo, atención inmediata por médicos especializados.
 
6-Entrega a los pacientes, como práctica generalizada, de la documentación relativa a pruebas realizadas y análisis prescritos, historia clínica.
 
7-Seguimiento integral multidisciplinar de los afectados por los problemas psicológicos y físicos que puedan derivarse de esta enfermedad o bien, de las consecuencias producidas por efectos secundarios del tratamiento para la hepatitis C.
 
8-Reconocimiento del Estado sobre el carácter crónico de la hepatitis C y sus efectos tanto en el ámbito laboral como en el social.
 
9-Que la co-infección HCV /HIV (sida)  incluya los mismos derecho que aquí pedimos, sumado a la urgente investigación de métodos más efectivos para el tratamiento.
 
10-Reconocimiento del 19 de mayo como Día Mundial de la Hepatitis C por la Organización Mundial de la Salud, día específico para que, de acuerdo a las necesidades de cada país, se intensifique el trabajo en las soluciones de la problemática de esta enfermedad.
 
Hasta aquí puntos de coincidencia Internacional. En México tenemos otros reclamamos que no están resueltos y en otros países si.
 
11-Control obligatorio de la sangre en centros de donación por métodos de biología molecular que reducen el periodo ventana (contagio) de 90 días a 11, exigiendo que este método sea obligatorio en todos los bancos de sangre del país.
 
12-Aplicación inmediata de la terapia Interferón pegylado + Ribavirina, o cualquier otra que resulte efectiva en el tratamiento de la enfermedad, respetando absolutamente la indicación médica. Pero aclarando que el único tratamiento parcialmente efectivo hasta el momento para tratar el HCV en la co-infección es el Interferón Pegylado + Ribavirina.
 
13-Entrega en tiempo y forma solicitada por el médico, los medicamentos específicos para el tratamiento de la hepatitis C, ya sea por parte de las autoridades sanitarias, beneficencia  o Seguros de Salud (IMSS, ISSSTE). Hecho que hoy no se cumple y tiene consecuencias en el agravamiento de la enfermedad de los pacientes.

14-Dar continuidad a los tratamientos autorizados de acuerdo a los principios éticos profesionales y leyes respectivas (sobretodo en el ámbito de seguridad social), para que de esta manera, el paciente complete su tratamiento sin ser sujeto de discriminación laboral, social, incluso económica.
 
15-Reconocimiento del 100% de los  medicamentos que se le indiquen al afectado de hepatitis C por daños y complicaciones derivadas de la enfermedad a  cargo tanto para la autoridad sanitaria como para cualquier Obra Social o Seguro de salud
 
16-Urgente provisión de reactivos a todos los Hospitales públicos y Centros de salud para la detección de HCV  y para la cuantificación de la carga viral y genotipo.
 
17-Que las pequeñas ciudades o poblaciones de los Estados de la República lejanos de las principales ciudades, accedan fácilmente al mismo tipo de atención especializada que se brinda en las grandes ciudades.

18-Que los centros de asistencia social como el IMSS o el ISSSTE, se apeguen al cuadro básico de medicamentos aprobado por el Consejo General de Salud, con el fin de que se apliquen tratamientos vigentes y efectivos.

En el Día Mundial de la Hepatitis C , queremos alzar nuestra voz para denunciar ante los Gobiernos y mandatarios de todos los países, así como ante la Organización Mundial de la Salud, las carencias que sufrimos los enfermos, a fin de que se promulguen normas encaminadas a la resolución de las necesidades que se han señalado.